IMG_7807Para el año 2010, anualmente en Colombia se consumían 200 millones de pilas, que generaban 11 mil toneladas de residuos de las cuales 8 mil toneladas corresponden a pilas zinc Carbón, 2 mil a pilas alcalinas y las restantes mil toneladas a pilas secundarias y de botón. El 80 por ciento terminaban a rellenos sanitarios y el 20 por ciento en botaderos a cielo abierto, ríos o quebradas. El crecimiento de nuestra economía y el aumento del poder adquisitivo de los colombianos incrementa la demanda sobre este tipo de productos por lo que a futuro las cantidades mencionadas se podrían ver seriamente incrementadas.

Estas baterías contienen zinc, cadmio, níquel, plomo y mercurio, contaminantes y metales pesados que si no son correctamente recolectados, desmantelados y dispuestos, pueden terminar en los cuerpos de agua que posteriormente son transportados y consumidos por especies animales y la misma especie humana. Estos metales son bioacumulados por los seres vivos y generan al largo plazo envenenamiento por metales pesados causando problemas renales, en huesos, en el sistema nervioso y distintos órganos,  estimulando la generación de enfermedades como el cáncer.

Unas pocas gotas de esas sustancias pueden contaminar millones de litros de agua. De ahí que su correcto manejo se convierta en una obligación tanto para los consumidores como para los productores.

Por lo anterior, el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial por medio de la resolución 1297 de Julio de 2010 estableció los sistemas de recolección selectiva y gestión ambiental de residuos de pilas, con la cual los productores se ven obligados a desarrollar estas labores.

En Setri, conscientes del alto impacto que generan estas pilas en la naturaleza y comprometidos con nuestra misión que es principalmente trabajar por la sostenibilidad del ambiente y la sociedad al largo plazo, estamos promoviendo el Cata Pilas, un recipiente pequeño, práctico, hecho 100% a partir de papel de caña de azúcar lo que lo hace orgánico, reciclable y biodegradable, en el cual ustedes que son nuestros clientes y compañeros del trabajo diario, podrán almacenar las pilas que desechen para luego ser llevadas a los principales centros de recolección en centros comerciales y grandes superficies, o entregadas a los ingenieros de Setri para ser recolectadas en nuestro Gran Cata Pilas y posteriormente entregadas al programa de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) con su programa Pilas Con el Ambiente.

Si no tienes tu Cata Pilas, pídeselo a uno de los ingenieros de Setri.

Con acciones tan mínimas como guardar una pila para prevenir que contamine los cuerpos de agua, o con grandes proyectos como la construcción de edificios eficientes y socialmente responsables con el ambiente, en Setri estamos construyendo un país incluyente con las actuales y futuras generaciones.